Creo firmemente que una educación con amor y respeto, es esencial para lograr que nuestros hijos sean independientes, responsables, y que valoren a las personas, al medio ambiente y  a sí mismos.

Yendi no es solamente una madre y mujer inteligente, sino también una gran guía para sus hijos, un ejemplo para otros padres, y una persona amorosa y preocupada por hacer y construir un mundo mejor.